La pintura al Óleo

Desde cuando se utiliza

Se utiliza desde el Medioevo, se atribuye su invención a los hermanos VAN DICK. Aunque en los últimos años se descubrió que se usaba desde mucho antes, lo que hicieron estos hermanos fue, perfeccionar el óleo adicionándole un aceite secante, para que no se quebrajara y tuviera más duración.
Para comenzar a pintar debemos entender algunos términos técnicos que usaremos con regularidad y nos permitirá entender el proceso de la pintura la óleo.

Caracteríasticas

La pintura al óleo usualmente tiene "grosor", así que puede ser paleada, esparcida, empujada, espatulada, cepillada y raspada, lo mismo que el yeso o el barro. Puede ser aplastado o amontonado y mucho más. Tiene todas esas cualidades, si es mezclada correctamente. Puede hacerla tan delgada que se esparza como una telaraña o tan densa como la arcilla.

De que está formado

El aceite mas empleado, tanto para la preparación del pigmento, que luego de humedecido, se lo conoce como óleo, es el de Lino, También se emplea el de Adormideras, de girasol y el de nuez. Estos aceites secantes se los obtiene, de las semillas de sus respectivas plantas, mediante prensado.
El aceite es el material que permite, que el pigmento, tome cuerpo y se lo pueda, usar, con pincel o espátula. La pintura al óleo está constituida por tres elementos principales.

Aditivos

Esencia de trementina rectificada. Mezclada con los colores habituales, la esencia de trementina proporciona una pasta muy agradable, pero se vuelve tirante con mucha rapidez. Es conveniente sobre todo para el esbozo y la dirección general de obra. Solo cuando se quiere trabajar mucho tiempo en el fresco se sustituye por una esencia menos volátil.
Aceite de linaza purificado: Para reducir la consistencia de la pintura, aumentar su fluidez y difuminar la pincelada. Puede usarse para preparar uno mismo medio para pintar. Permite un secado más rápido.
Modo de empleo (aditivos), humedecer antes de empezar con Médium diluido, esto facilitará la ejecución con el pincel y la fijación. Para esbozar las figuras usar con un poco de grisalla. (GRIS CON COLOR).
Disolver dos partes de trementina por una de Médium.

Recomendaciones:

Todas las esencias vegetales, cualquiera sea su origen, presentan una particularidad que puede convertirse en defecto en ciertas circunstancias bien definidas. Estas esencias, por naturaleza, se convierten en resina en contacto con el aire. Se llama esencia grasa a una esencia vegetal convertida en resina u oxidada como consecuencia de una evaporación demasiado lenta (cuando se olvida, por ejemplo, cierta cantidad de esencia de trementina en el fondo de un vaso descubierto, esta esencia se pone pegajosa al cabo de unos días). Cuando esta evaporación es total y rápida el engrasado no se produce (cuando la esencia está mezclada con un color).

Por lo tanto se recomienda conservar las esencias vegetales en botes estancos. Los vasitos de pinturas que han contenido esencias vegetales se deben vaciar y limpiar después de cada jornada de trabajo. A modo de control, para asegurarse que una esencia de este tipo está suficientemente fresca, se pueden depositar algunas gotas en una hoja de papel . Al cabo de 24 horas, no debe quedar ningún rastro, ninguna aureola resinosa sobre el papel.

Materiales para la pintura al Óleo

Las pinturas

Lo primero de todo son las pinturas con que lograrás los colores para tus trabajos. No necesitarás poseer muchas de estas pinturas. Los principales son los colores primarios rojo, amarillo y azul, además del blanco, con ellos podrás hacer los demás colores sin tener necesariamente que adquirirlos. Los fabricantes de óleo te ofrecen una amplia gama de pinturas, incluso varios rojos, azules, blancos, etc., los que más se asemejan a los primarios son:

  • Amarillo: Cadmio claro
  • Rojo: Carmín de garanza
  • Azul: Ultramar claro
  • Blanco: Zinc.

Con las mezclas de estas pinturas, podrás hacer todos los demás colores que quieras aplicar a tus obras.

La tela

Ahora veremos la tela, ésta es la superficie en la que realizamos nuestro trabajo. Si bien en el comercio podrás encontrar cartones hechos para este objetivo, no lo recomiendo, por su corta duración e inferior terminación, las telas en el comercio, no son muy caras y obtienes un resultado definitivo, considerando que ya gastaste pinturas pinceles y tiempo en tú obra. Las telas se fabrican en algodón o lino fundamentalmente y también las hay de una mezcla lino/algodón. Pudiendo tener textura fina, media y gruesa. Estas van montadas sobre un bastidor de madera, que generalmente tiene medidas estándares.

También las podemos fabricar nosotros mismos, pero es más simple adquirir tela lista para trabajar, ya están preparadas con su imprimación que es una capa fina de una pintura preparadas. En la clase te cuento algo más de cómo fabricar tú propia tela, muchos sienten gran satisfacción de realizar su obra en su propia tela.

Aditivos

Para pintar al óleo son necesarios otros productos, te servirán para adelgazar las pinturas, darle transparencia, etc. estos son los aceites y los médium.

El Atril

Aunque no es absolutamente necesario, resulta más cómodo trabajar en un atril, que es el elemento en que apoyaremos la tela mientras pintamos. También podemos apoyar la tela sobre una mesa en una caja, colgándolo en la pared, etc. Los hay de muchos modelos y precios, generalmente están diseñados para poder ajustar las telas que tienen diferentes dimensiones.

Los pinceles

Aunque no es con lo único que podemos pintar, si es lo más utilizado para este fin. Los pinceles pueden tener tres formas: redondos, cuadrados, angulares, de abanico, ovales, etc. Y según de que animal proceda el pelo serán de ardilla, marta, meloncillo, cerda y también los hay de pelo sintético que no recomiendo, pero hay quienes solo usan de estos. También hay diferentes tamaños que se clasifican por un número, desde el 00 (doble cero) hasta brochas.

La Paleta

ésta es necesaria para la mezcla de las pinturas, en el mercado existe una gran variedad de paletas, tanto en forma como materiales.
También hay otros métodos de tener paleta, es muy práctico y limpio usar un plato de losa de algún juego que esté incompleto y que esté por irse a la basura; o un vidrio; o bien las bandejas de poliestireno con que venden algunos productos, esta es una paleta desechable como la de la fotografía, es una paleta de hojas de papel en block.

La espátula

Para hacer las mezclas en la paleta, que es donde las haremos normalmente, necesitamos una espátula, la más cómoda es la de tipo palustre semejante a la de los albañiles pero mucho más pequeña.
Tener una espátula te ayudará a largar la vida de tus pinceles, e incluso podrás pintar con ellas, con un poco de práctica.

Otros elementos

Para no tener un mal resultado, es necesario tener a mano algunos elementos de limpieza, principalmente un paño, aguarrás, jabón y toalla de papel, esto es, tanto para limpiar los pinceles, como nosotros y nuestro lugar de trabajo.

El estudio

Supongo que ya tienes una habitación o un rincón donde pintar, este debiera ser bien ventilado e iluminado. Además del atril necesitarás una mesa en la cual tendrás los colores, paleta, pinceles, etc.


Técnicas del Óleo

ALLA PRIMA

Técnica muy usada por los pintores paisajistas.
La clave de este método es la capacidad de aplicar la pintura rápidamente y con confianza. Fue explotado con gran eficacia por los Impresionistas, y quizás el principal exponente de esta técnica fue Van Gogh. Solía pintar frente al modelo, generalmente al aire libre y casi siempre completaba la obra en una sesión, creando una masa de pinceladas e impastos aplicados con gran rapidez.

CUADRíCULA

Las cuadrículas son un método sencillo de transferir al lienzo un dibujo hecho en papel o en alguna otra superficie. Consiste en dibujar primero en una superficie pequeña, y cuadricularlo encima, para poder transferirlo a la tela haciendo en ella un cuadriculado más grande, para poder guiarse de este modo se corre menos riesgo que las figuras queden desproporcionadas.

PREPINTADO

Sirve para aplicar algunos colores y tonos fundamentales, que se pueden elaborar mas adelante con veladuras y capas de pintura opaca. En esta primera etapa, es conveniente usar pocos colores y diluir la pintura con disolvente y algo de aceite o medio; lo mejor es usar pinceles grandes.   Muchos pintores prepintaban sólo en un color. Rembrandt y toda la escuela que le siguió (los pintores de grisalla) empleaban el gris. Otros prefieren teñir la base con un poco de color antes de prepintar.

IMPASTO

La pintura espesa, aplicada masivamente con pincel o espátula, se llama impasto. Esta técnica suele emplearse para crear textura y dar al cuadro una calidad tridimensional. Algunos pintores, como de Staël (1914-55) han pintado cuadros enteros con impastos. Sin embargo, una de las principales aplicaciones de esta técnica es para prepintar antes de las veladuras. Los impastos claros - especialmente blancos y grises - suelen usarse en este sentido. Con este mismo fin, tanto Tiziano como Rembrandt hacían impastos con espátula.

HÚMEDO SOBRE HÚMEDO

Monet, Sisley y otros muchos impresionistas, repintaban o restregaban sobre una capa de pintura aún húmeda, y a veces trataban de fundir los colores unos con otros. Esta es una característica de muchas pinturas "alla prima". Los colores deben estar mezclados con el mismo medio.

FROTADO

Pueden crearse efectos de rica textura irregular con la técnica del frotado, introducida por Max Ernst (1891-1976). Se aplica al lienzo una mancha de color opaco y se la cubre con una superficie no absorbente, como papel satinado. Se frota el papel y después se quita con cuidado.

RESTREGADO

Se trata de aplicar pintura opaca sobre otra capa opaca de color o tono más oscuro, de manera irregular para que parte de la capa inferior siga viéndose. Tradicionalmente, los restregados se hacen moviendo el pincel en sentido circular , pero se puede conseguir el mismo efecto con rayas, brochazos, manchas, punteados, o cualquier otra combinación de marcas que no formen una capa plana de pintura.
Los restregados pueden aplicarse con cualquier tipo de pincel; algunos artistas utilizan un pincel, mezclador o en abanico, colocando el lienzo sobre, una mesa y pintando con el pincel perpendicular a la misma. Otros lo hacen con un trapo, o incluso con los dedos, eliminando el exceso de pintura.

BARNIZADO DE UN CUADRO ACABADO

No es esencial barnizar los cuadros al óleo; un cuadro sin barnizar no tiene por qué deteriorarse si se cuelga o almacena en condiciones razonables. El barniz tiene la desventaja de que tiende a amarillear con el tiempo, pero protege a las pinturas de las impurezas del aire y realza el brillo del color. Es buena idea barnizar las obras que contengan impastos espesos que puedan tender a hundirse.
Un cuadro debe barnizarse de 3 a 6 meses después de terminado; para entonces la pintura se habrá secado lo suficiente y habrán cesado la contracción y expansión. La pintura muy espesa puede necesitar más de 6 meses para secarse.
Lo mejor es emplear un barniz suave de alcohol de resina como damar o almácigo, si se desea una superficie brillante; o un barniz de cera si se prefiere un acabado semimate.

VELADURAS

El óleo es un medio excelente para aplicar capas delgadas de pintura transparente, o veladuras. Pueden pintarse sobre el prepintado, las zonas de color opaco o los impastos. El efecto es totalmente diferente del que se obtendría mezclando los dos colores. La luz que atraviesa la capa transparente y se refleja en el color opaco que hay debajo produce una profundidad y luminosidad especial.
Las veladuras suelen aplicarse sobre colores claros - especialmente blanco o gris neutro - porque son los que mejor reflejan la luz. Al lado de estas partes, la pintura opaca parece retroceder, dando así al cuadro una calidad tridimensional.
Para ello, la pintura debe estar muy diluida con un medio adecuado, preferentemente uno que contenga cera de abejas. Es mejor no usar aceite de linaza para las veladuras, porque tiende a moverse después de aplicado.
Los brillantes ropajes rojos pintados por Tiziano y El Greco (1541-1614) son el resultado de veladuras carmesí sobre el prepintado. Rembrandt aplicaba veladuras sobre fuertes impastos blancos para dar a sus áreas claras un brillo que destacaba como una joya entre las zonas de tonos profundos (también con veladuras, pero sobre colores calientes y diluidos).
El principal exponente de las veladuras fue, quizás, Turner. Solía comenzar una pintura aplicando un lavado de color disuelto en trementina sobre una base blanca. A continuación, dibujaba los principales contornos con un color neutro, como el Siena tostado o el ocre tostado. Las masas claras las hacía con impastos de blanco de plomo, y casi todo el resto de la pintura se completaba con veladuras de color, probablemente con un medio de resina y aceite.

›› Llamar al celular ›› Ir a WhatsApp